Somos conscientes que la inversión a largo plazo no es sencilla, ni tampoco entretenida, pero en AlphaPicks creemos firmemente que ésta es la forma de obtener beneficios en el mundo de las apuestas deportivas.

Nuestro principal objetivo no es obtener diversión. Al menos no a costa de nuestros ahorros. Nuestro principal objetivo es hacer crecer nuestra inversión, minimizando el riesgo y maximizando los beneficios.

¿Cómo lo hacemos? Buscando estrategias que en el largo plazo nos rindan unos beneficios de nuestras apuestas deportivas. Como veremos más adelante en este post, estas estrategias tienen volatilidad, lo que significa que no se gana dinero absolutamente todos los días. Habrá rachas negativas y rachas positivas, pero lo importante es que en el largo plazo nuestro dinero vaya creciendo.


Comencemos identificando qué es el largo plazo. Po desgracia, no hay una definición científica para este concepto. Depende de los horizontes temporales de cada uno. Pero vamos a mojarnos un poco. ¿Para qué me ibais a estar leyendo si no?

En el mundo de las apuestas deportivas, podríamos establecer el largo plazo en los 12 meses. Echémosle más menos 3 meses a ese número. Consideramos que un año es tiempo suficiente para generar unos beneficios y comprobar si una estrategia es rentable o no. A partir de aquí, si no se dan grandes variaciones en las condiciones de oferta de las casas de apuestas, se deberían poder mantener los beneficios en el tiempo, asumiendo la existencia de las rachas.

Dependiendo del tipo de operación, los números varían significativamente. Mientras que la máxima rentabilidad en la compra de un coche a largo plazo podría ser al de más de 10 años, el largo plazo de la rentabilidad de la compra de un periódico podría ser al de una semana, al utilízalo para tapar la paella en su reposo. Pero mejor centrémonos en temas más vinculados a la inversión, las apuestas deportivas y los datos.


“El ser humano no tiene paciencia para enriquecerse lentamente, por eso decide arruinarse rápidamente”

Peter Lynch

¿Por qué es importante contemplar la inversión a largo plazo cuando estamos hablando de apuestas deportivas? Por una sencilla razón. Nadie sabe lo que va a ocurrir, y la forma en la que va a ocurrir, en un evento deportivo concreto. El éxito en las apuestas deportivas se basa en la estadística. En ser mejores que las casas de apuestas estimando las probabilidades para conseguir una esperanza matemática positiva que, a la larga, nos aporte unos beneficios.

Un momento. ¿Has dicho “ser mejores que las casas de apuesta”? ¿Es esto posible? ¿Eres Superman? No, no somos Superman. Pero vamos a analizar fríamente la situación.  

Las casas de apuestas con compañías gigantescas con unos recursos enormes para continuar su negocio. Traducido: las casas de apuestas tienen la capacidad de lanzar las mejores predicciones del mercado para un evento concreto. Peeeero, también tienen una serie de handicaps o debilidades que se pueden intentar explotar.

Por ejemplo, las casas de apuestas tienen la obligación de mercado de ofertar el máximo número de eventos deportivos que sean capaces. Esto les supone tener que diversificar sus recursos y dividirlos entre más análisis. Por el contrario, los usuarios tenemos la capacidad de decidir en qué evento estamos más cómodos de entrar y en cual no. Las casas de apuestas se sentirán más cómodas ofertando algunos eventos y cuotas que otros.

Otra de las minusvalías a la que tenemos que atender para intentar explotarla es la alta competencia que tienen las bookies. Para nosotros, esta es la clave del negocio. Las casas de apuestas son empresas que compiten en un mercado libre (podemos discutir cuanto de libre es, pero para la explicación actual mejor lo dejamos estar) y, por lo tanto, en un mercado con competencia. Esto es muy interesante. Tal y como lo entendemos nosotros, en un mercado de oferta de cuotas una empresa ofrecerá una cuota más alta que otra para atraer clientes. Asumiendo que las casas de apuestas son muy buenas estimando las probabilidades de los sucesos de los eventos deportivos, claramente se genera una ineficiencia en esta discrepancia de cuotas.

Hilado con el párrafo anterior, hay que tener muy en cuenta que las cuotas de las casas de apuestas no describen únicamente la probabilidad del evento, también llevan implícita la comisión o margen de la casa de apuestas. Po lo tanto, para encontrar ese ansiado beneficio no basta con identificar la ineficiencia, si no que ésta tiene que ser superior al margen.


Por todo ello, la importancia del largo plazo en las apuestas deportivas es capital. Se puede ganar dinero apostando a un evento en concreto (también perderlo), pero si se quieren obtener unas ganancias sostenidas en el tiempo, es muy importante seguir una estrategia. Seguir una estrategia y ser conscientes que habrá subidas y bajadas. Meses que acabarán en negativo y otros que los beneficios serán altos.

Si se consigue una estrategia ganadora que, basada en una esperanza matemática positiva, sea capaz de explotar las sutiles debilidades de las casas de apuestas, se podrán mantener los beneficios en el tiempo y ganar dinero en el largo plazo.

¡Nosotros estamos en ello!

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.